SALUD     TECNOLOGÍA     FARÁNDULA     VIDEOS     FOTOS    CONTACTO   

Nunes rechaza pedidos demócratas de recusarse

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, canceló todas las reuniones programadas para esta semana mientras rechazó los llamados de legisladores demócratas a recusarse de la investigación sobre la interferencia Rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

“Todo es político, la gente dice muchas cosas por aquí y está bien, es la política”, dijo Nunes a los reporteros momentos después que su colega, el miembro demócrata de mayor alto rango en la Comisión, Adam Schiff, divulgó un comunicado pidiendo a Nunes apartarse de la indagatoria.

“Esta no es una recomendación que hago a la ligera, ya que [Nunes] y yo hemos trabajado juntos muy bien durante varios años”, escribió Schiff. Sin embargo, añadió, sería dificial para el público mantener la fe en la investigación si ésta no puede ser “objetivamente investigada o supervisada por el presidente”.

Las actividades de Nunes, y su cercanía con la Casa Blanca han generado lo que legisladores demócratas califican de "dudas públicas insalvables" sobre si la comisión puede investigar de manera creíble a los allegados a la campaña del presidente Donald Trump.

Es por eso que legisladores demócratas exigen ahora que Nunes se recuse "inmediatamente" de participar en la investigación.

Reunión secreta

Nunes reconoció el lunes haber ido la semana pasada a terrenos de la Casa Blanca para revisar reportes de inteligencia y reunirse con la fuente secreta detrás de su aseveración de que las comunicaciones de allegados del mandatario Donald Trump fueron captadas de manera "incidental" durante labores de espionaje.

La revelación generó que líderes demócratas del Senado y la cámara baja pidieran que Nunes se aparte de la investigación sobre Rusia.

“Hemos llegado al punto, tras los eventos de esta semana, en que sería muy difícil de mantener la credibilidad de la investigación si el presidente no se recusa de los asuntos relacionados ya sea con la campaña de Trump o con el equipo de transición de Trump del cual él fue miembro”, dijo Schiff a la cadena CNN.

“Las dudas son lo suficientemente profundas por lo que pienso que necesitamos superar esto, e idealmente, eso significaría que el presidente se recuse, no solo de la investigación relacionada con la potencial coordinación o confabulación entre la campaña de Trump y los rusos, sino también de cualquier consideración de los temas que afectaron el equipo de transición”, agregó.

De igual manera, Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en esa Cámara, señaló que tomando en cuenta “la seria responsabilidad hacia el Congreso y hacia el país” de la presidencia de la Comisión, el “presidente [de la Cámara de Representantes, Paul] Ryan debe insistir en que Nunes al menos se recuse de la investigación inmediatamente”.

Niega coordinación

Nunes niega que existiera coordinación con los asistentes del mandatario. Las dudas sin embargo surgen a partir de que, tras revisar la información con la fuente secreta en la Casa Blanca el jueves por la noche, convocó al día siguiente a una conferencia de prensa para anunciar que las agencias de espionaje de Estados Unidos podrían haber captado de manera accidental a Trump y a sus allegados durante una vigilancia rutinaria a las comunicaciones de extranjeros.

Es sumamente raro que un presidente de comisión y un miembro de alto rango no se coordinen en reuniones relacionadas con la investigación.

Trump aprovechó rápidamente las declaraciones y dijo que eran una reivindicación, al menos parcial, de sus afirmaciones de que el presidente Barack Obama intervino los teléfonos en la Torre Trump, aunque Nunes, Schiff y el director del FBI James Comey han dicho que no existe evidencia de ello.

Las otras investigaciones

La comisión de inteligencia del Senado también realiza una indagatoria a la interferencia de Rusia en las elecciones y sus posibles vínculos con la campaña de Trump. El lunes, anunciaron que el yerno de Trump, Jared Kushner, acordó ser entrevistado. La Casa Blanca confirmó que Kushner, alto asesor de Trump, se ofreció voluntariamente a la entrevista sobre el arreglo de reuniones con el embajador ruso y otros funcionarios.

Kushner es el cuarto allegado a Trump en ofrecerse a ser interrogado por las comisiones del congreso que indagan las turbias relaciones con Rusia. El ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, el asesor de Trump Carter Page, y Roger Stone, una persona del círculo cercano al presidente, también se ofrecieron la semana pasada a comparecer.

"Sin duda el señor Kushner no será la última persona a la que la comisión llame a testificar, pero esperamos que brinde respuesta a preguntas clave que han surgido durante nuestra pesquisa", dijeron el senador Richard Burr, presidente de la comisión; y el demócrata de mayor rango, Mark Warner; en un comunicado conjunto, en una clara muestra de bipartidismo.

El mismo Trump insinuó el lunes que la comisión de la Cámara de Representantes debería investigar los tratos de Bill y Hillary Clinton con Rusia. "La historia de Trump Rusia es una farsa", tuiteó.

Además de las dos comisiones del congreso, también el FBI investiga las relaciones entre Rusia y la campaña de Trump.